EN JAQUE

Quezada sin rumbo

La nueva izquierda de Chihuahua

Cruz Pérez empieza con amarres

Falta a Barrio, Galindo y Corral

El cuauhtemense Marco Adán Quezada, alcalde de Chihuahua, de plano necesita una brujula política porque parece que camina sin rumbo y ya rayando en la delgada línea del ecumenismo político de quedar bien con todos, menos con el gobierno federal.

Los golpes a la federación por parte del Ayuntamiento Capitalino se observaron tras la perdida de 35 millones de pesos del SUBSEMUN para seguridad, dado que los funcionarios encabezados por Quezada Martínez pues no hicieron la tarea, y es necesario que se establezcan responsabilidades a fin de que no pase de bobita esta situación.

Tal parece que Marco Quezada se quedó estático en el lema "Tierra de Encuentro" de su compadre José Reyes Baeza Terrazas quien a través de la conciliación pretendía resolver todos los entuertos, pero que no le sirvió para reducir la inseguridad ni mantener buenas relaciones con el gobernador de Edomex, Enrique Peña Nieto, a quien le disputaba muy prematuramente la candidatura a la Presidencia de la República y que luego se desplomó por las diversas crisis por las que atravesó la entidad, de las cuales aún padecemos sus efectos.

Todo ello viene a colación por la defensa -por que así se entiende- que hace de la recíén nombrada dirigente juvenil del Partido Acción Nacional, Sarah Fuentes, quien aparece en una foto con un arma de grueso calibre en las redes sociales, al señalar que se trata de un "chisme político", cuando de todos es claro que esta situación forma parte del divisionismo interno del panismo y al que los priístas, nadie lo duda, tratarán de sacarle jugo, pero que contrariedad que el priísta cuauhtemense avecindado en esta capital salga a defender a la panista, al minimizar el hecho.

Es ahí donde ya varios priístas se preguntan cual es la actuación que aquí tendrá el "nuevo" inquilino de la Vieja Casona de la Pacheco y Rosales, Leonel de la Rosa Carrera, o bien tendrá que ir a pedir línea al Despacho contiguo al del Jefe del Ejecutivo Estatal, donde se la pasa la mayor parte del día.

****

Desde hace años a la fecha, ha cambiado mucho la expectativa de la izquierda chihuahuense ya que de aquéllos luchadores identificados con las causas de los más necesitados de justicia social ahora sólo quedan burgueses con buenas propiedades, vehículos, recursos, y donde los hijos estudian en las mejores escuelas de paga.

En que momento estos líderes sociales quebraron el camino para hacer de sus luchas una búsqueda por el poder político y económico, del cual sus "afiliados", "militantes", "seguidores" y "compañeros" de batalla no alcanzan a ver esos beneficios que van directamente hacia sus "dirigentes".

En la izquierda chihuahuense se encuentran Rubén Aguilar Jiménez, del antaño Comité de Defensa Popular, hoy dirigente del Partido del Trabajo; Víctor Quintana Silveyra del Partido de la Revolución Democrática, o bien Fernando Reyes Ramírez del Partido Convergencia, todos ellos con casas que cuestan varios millones de pesos en fraccionamientos exclusivos de Puerta del Hierro, allá por la zona de alta plusvalía del Periferico de la Juventud.

****

El ex líder del Partido Acción Nacional, Cruz Pérez Cuellar, como adolescente se estuvo presentando a cuanta persona pasaba frente a él, aprovechando que el recinto legislativo estuvo atiburrado de militantes y simpatizantes del PAN.

Recordemos que Pérez Cuellar anda buscando la candidatura para la Senaduría, por lo que tiene que hacer los amarres necesarios rumbo al 2012, por lo que empezó a presentarse.

Este ex líder albiazul logró juntar a los legisladores locales en una restauran de mariscos, donde compartió el pan y la sal, pero hablaron más del PAN, sobre todo de su apoyo hacía su persona para ser el elegido candidato a senador.

Por lo menos reunió a los diputados Inés Martínez, Jaime Beltrán del Río y a Raúl García, quienes desde un principio habían marcado la raya con los otros legisladores identificados con el exlíder panista.

****

Siguiendo con el tema azul, ayer por primera vez en la Historia del Congreso, se le entregó un reconocimiento a un personaje político azul, Luis H. Álvarez, por su trayectoria en beneficio a la sociedad y a México.

Este galardón reunió a muchos políticos reconocidos, entre ellos los ex alcaldes Juan Blanco y Álvaro Madero, además de algunos delegados federales, ex dirigentes municipales y estatal del PAN, además de los actuales, entre otros.

Quienes brillaron por su ausencia a este reconocimiento fueron el ex gobernador Francisco Barrio, el senador Ramón Galindo, además del diputado federal Javier Corral, entre otros.



Comentarios