10 pasos para evitar la monotonía en la pareja

10 pasos para evitar la monotonía en la pareja

Recrear los inicios de la relación: No porque los años hayan pasado significa que sus deseos deben disminuir. Por supuesto, en el amor también se hacen concesiones. Pero si quiere hacer que vuelva la seducción entonces debe volver a los primeros días de la seducción. ¿Cuáles son los vestidos que usabas para seducirle al inicio? ¿Cuáles eran las actividades que les encantaba compartir? ¿Cuáles eran las ideas que los unían al inicio? Volver a los primeros días hará que las cosas puedan volver a su normalidad, como en el enamoramiento. Incluso en las viejas marmitas se hacen las mejores sopas todavía.

Haz como si: "Los humores son contagiosos", escribe Florence Escaravage. Si su pareja nunca tiene buen sentido del humor, haga el esfuerzo por hacer el intento por hacerla reír. No se trata de mentir o de ser alguien que no se es, sino de introducir un poco de buen humor en la relación. Sonría y siéntase motivado, y su pareja lo estará.



Sea ligero: Incluso cuando haya discusiones que pueden terminar en una discusión terrible intente que siempre terminen de manera amable, ligera y divertida. Claro, no se trata de alejarse con ello de los verdaderos problemas que ocurren en la pareja, pero sí de darles una terminación diferente. En la mesura de lo posible, trate de ser un poco frívolo si acaso, juguetón y optimista, y no termine nunca una pelea con momentos más agrios que dulces.



Crear nuevos rituales: Si después de algunos años, el cine o el restaurante se vuelven aburridos, entonces intenten crear nuevos rituales divertidos (un paseo en barco, una barbecue al aire libre, un viaje imprevisto) que permitan renovar la verdadera vida y complicidad amorosa.







Despierte su sensualidad: La sensualidad hecha por definición apela a los sentidos. Por ello hay que apelar a los sentidos cuando se trata de encender la llama nuevamente: los aromas, el tacto, la vista. Si se reúnen todos en un mismo momento, con seguridad la sensualidad puede salir a flote. La vista puede ser exaltada cuando se usen coordinados de lencería sexys, mientras que los aromas con las velas aromáticas puede dar un buen resultado.



De la sensualidad a la sexualidad: Algunas muestras de sensualidad pueden dar origen a la sexualidad posterior. Por ejemplo, una caricia en la pierna, un toque en la mano, una caricia sencilla puede ser importante para la relación. Sobre todo para encender la llama nuevamente. Y si entonces cambiar bruscamente de habitudes puede crear ciertos miedos; entonces váyanse un fin de semana de viaje. Se dice que es menos difícil de cambiar un reflejo de comportamiento en un contexto inédito que en uno ya conocido.



Imagine lo peor para realizar lo mejor: Ninguna persona es perfecta: ni él ni ella. Luego del tiempo de conocerse a su pareja seguramente ya la bajó del pedestal en el que se encontraba en un inicio. Después sus defectos físicos y psíquicos saltarán a la vista. Tanto, al punto de no saber exactamente por qué él le gustó al inicio. Imagine entonces que una mujer llena de virtudes conoce a su hombre y que cae rendida ante las cualidades que ve de él. Seguramente este pequeño ejercicio le hará recobrar la memoria rápidamente y saber que su hombre sigue teniendo virtudes. Sólo no permita que la monotonía arruine los mejores momentos de la vida.







Renuncie a la telepatía: Uno de los grandes mitos amorosos es que si los amantes se aman verdaderamente entonces cada uno sabe lo que el otro piensa. Sin que las palabras sean necesarias. Grave error. Ni uno ni el otro pueden imaginar lo que el otro piensa o siente. Es de suma importancia compartir los pensamientos y sentimientos con su pareja, incluso después de años. Verán que con un mínimo de comunicación las relaciones cambiarán.



Refuerce las necesidades: Necesidad vital y antiestrés natural, el sexo es también uno de los cimientos más importantes de la pareja. Incluso cuando el día es difícil o cuando los niños están más terribles que nunca hará falta encender la llama nuevamente. Incluso cuando él no tenga muchas ganas, no se fíe de eso y comience con los preliminares. Seguramente le convencerá pronto.



Ríase de sus manías: Las pequeñas manías o idiosincracias, exasperan a todo el mundo. Ninguna persona es perfecta, eso es verdad. Tómelo todo con humor para evitar el riesgo de volverse loca o loco con los pequeños hábitos de su pareja. Cada cual tiene sus particularidades y usted igual. Entonces es mejor concentrarse en las cualidades de su pareja en lugar de culpar al otro.

de10.com.mx



Comentarios