El TRI derrota a los Ticos “caminando”

El TRI derrota a los Ticos “caminando”

Sólo ellos se acercaron a saludar a su “maestro” antes del partido. Andrés Guardado y Rafael Márquez mostraron eterno agradecimiento a Ricardo Antonio La Volpe con efusivos abrazos. Media hora después, enseñaron que las lecciones en la cancha fueron bien aprendidas. La labor de ambos resultó básica para la inolvidable exhibición del Tricolor ante los ticos.

Impávido, sin parecer dar crédito a lo que sucedía en la cancha, El Bigotón contempló la versión del Tricolor que anheló durante casi cuatro años. El equipo hoy dirigido por José Manuel El Chepo de la Torre superó “caminando” a la Costa Rica del argentino (4-1).

Nueva bofetada para un hombre peleado con el destino, acostumbrado a perder las batallas importantes. Ayer fue bombardeado con las armas que él mismo encontró, fabricó y pulió. Nadie sabe para quién trabaja.



Eso explicó el dulce sabor del triunfo para los mexicanos. Necesitaban demostrarse a sí mismos que son capaces de superar las adversidades. Aprobaron el examen con nota alta, justo frente al timonel que desarrolló a varios de ellos.



Ninguno brilló como El Principito, quien logró su primer doblete con la camiseta nacional. Hábil, contundente, veloz y creativo, fue una de las principales amenazas para la zaga centroamericana, cuyos integrantes quedaron boquiabiertos con aquella cátedra de definición (19’). El propio Andrés quedó impresionado con su disparo… La Volpe tragó saliva.



Habían pasado dos minutos desde la anotación del capitán tricolor. Fue la mejor expresión de lo que impregna el polémico entrenador: peligrosidad en la táctica fija ofensiva, y temor en el momento de intentar frenarla. El Káiser de Michoacán sólo saludó para comenzar la fiesta.



Primera ocasión que el Tricolor avanza a la segunda ronda de un torneo internacional con paso inmaculado. Tres victorias en igual número de presentaciones. El tanto de Marco Ureña (68’) sólo sirvió para romper la racha de imbatibilidad mexicana en la Copa de Oro. La racha quedó en 368 minutos, con los del final de la edición 2009. Los propios ticos le habían encajado el más reciente gol al Tri.



Victoria con poderes balsámicos. Además de inyectar ánimo a un equipo castigado por las calamidades, significó superar a Costa Rica en 90 minutos, dentro del certamen de la Concacaf, por primera vez desde 2003, cuando La Volpe lo dirigía.



El rival para el duelo por los cuartos de final, el sábado en Nueva Jersey, se define entre hoy y mañana. Canadá, Guatemala y Panamá son las opciones principales.



El éxtasis se desató en las tribunas gracias a la velocidad de esas cuatro gacelas que desquiciaron a los pálidos adversarios. Javier Hernández y Giovani dos Santos no anotaron, pero colaboraron en la generación de espacios. Guardado y Pablo Barrera sí colgaron sus nombres en la marquesina del Soldier Field.



No fue la noche del Chicharito. Falló cuatro claras. La buena noticia es que no fue necesaria su sangre fría porque México resolvió el partido en ocho minutos.



Nueva explosión ofensiva en el torneo. Al igual que contra El Salvador y Cuba, los hombres de El Chepo requirieron unos cuantos minutos de puntería y buen futbol para despedazar al de enfrente.



Carlos Salcido, el otro discípulo del Bigotón, construyó aquella mágica pared con Barrera para hacer el cuarto (38’). Todos los goles tuvieron algo de La Volpe, quien padeció los estragos que provoca un equipo ágil de mente y de piernas.



Costa Rica cumplió su advertencia de no salir a defenderse. Lo pagó en cada relampagueante contragolpe de los “hombres de negro”.



La presencia de su mentor los obligaba a tener una actuación memorable. Cumplieron con creces, fueron los motores de una Selección Mexicana que ganó “caminando”, expresión que usó La Volpe previo a las eliminatorias mundialistas rumbo a Alemania 2006. “Vamos a calificar caminando”, dijo entonces.



El Tri debe tener al Bigotón muy orgulloso... y muy, muy molesto

eluniversal.com.mx



Comentarios