¡Que no arruinen tu dieta! 10 bebidas que te engordan

¡Que no arruinen tu dieta! 10 bebidas que te engordan

Como bien sabemos, el agua es un líquido vital para nuestro organismo; constituye dos terceras partes del cuerpo humano y sin ella, la vida no sería posible.



Respecto a su función en una dieta para bajar de peso, el agua ni engorda, ni adelgaza, simplemente ayuda en los procesos metabólicos y a la hora de quema grasa; incluso, tiene la propiedad de saciar cuando llegamos a sentir apetito.





Por todo esto, es indispensable otorgar esos líquidos al organismo, los cuales necesita para realizar ciertas funciones, Pero hay que cuidar qué tipo le bebida consumimos, y más aún cuando estamos siguiendo un régimen alimenticio para perder peso.





Una alimentación balanceada debe aportarnos entre mil 500 y dos mil calorías, pero hay líquidos que hacen que nos pasemos de estos límites. Siguiendo la información de beverageinstitute.org y confesionesdesofia.com, te decimos 10 bebidas que arruinan cualquier dieta.





1. Refrescos. De nada sirve que cuidemos nuestra alimentación, si en lugar de beber agua tomamos estas bebidas gaseosas. Una lata de refresco de cola, de 355 mililitros, nos aporta 137 calorías y si consumimos un envase de 600 mililitros, equivale prácticamente a tomar 16 cucharadas de azúcar.





No hay gran diferencia con los refrescos de dieta ya que, estos líquidos para su conservación, contienen una serie de ácidos, como el fosfórico, que reduce el oxígeno de nuestro cuerpo y alentar el metabolismo, así lo explica clubderebajar.wordpress.com.





2. Leche. Como dice propiedadesalimentos.blogspot.com, la leche es uno de los alimentos más ricos que pueden existir, porque contiene vitaminas A, B y C, riboflavinas, niacinas, hierro, calcio y diversas proteínas, mismas que aportan un sin número de beneficios para el organismo.





La lactosa es un tipo de azúcar que se encuentra en cualquier tipo de leche, compuesta de glucosa y galactosa, siendo una de las más potentes y convirtiéndose en una gran barrera para todas aquellas personas que quieran perder unos kilitos. Un vaso de leche entera tiene 136 calorías, así que si estás a dieta no omitas tomar leche, pues ya vimos que aporta muchos nutrientes, simplemente opta por la deslactosada, pues contiene únicamente entre 60 y 70 calorías.





3. Bebidas isotónicas. Son las bebidas rehidratantes que solemos consumir luego de haber realizado una actividad deportiva intensa. El problema radica cuando las bebemos sin haber hecho un desgaste físico considerable, ya que contienen altas cantidades de sodio que, a la larga y en exceso, pueden causarte un problema en los riñones, además contienen la mitad o un tercio del azúcar de cualquier refresco.





Al menos, 350 mililitros de bebidas isotónicas contienen cerca de 96 calorías, que como explica tuvidasana.cl, para quemarlas necesitarías brincar la cuerda durante 10 minutos.







4. Bebidas energizantes. Estos líquidos surgieron en Europa a finales de la década de los 80. Se crearon para incrementar la resistencia física y mejorar la concentración, aunque en los últimos años, se ha popularizado en todos los sectores de la población y sobretodo, en aquellos que buscan un "levantón".





Además de cafeína y otras vitaminas, contienen grandes cantidades de azúcar, las cuales proporcionan esa energía al cuerpo, mismas que tienen muchas calorías, aproximadamente 120 por envase.





5. Alcohol. Lo primero que te dice el nutriólogo a la hora de mandarte una dieta, es que tendrás que reducir considerablemente tu consumo de bebidas alcohólicas. Estas engordan mucho porque interrumpen la oxidación de las grasas e hidratos de carbono, por lo en vez de quemarlos, los almacenamos, además de que deshidratan, así lo indicia vitonica.com.





El consumir una copa de vez en cuando, no hará que haya un aumento significativo en la báscula, el problema radica cuando lo hacemos frecuentemente. Simplemente una cerveza proporciona 150 calorías, una copa de vino 144 calorías, mientras que los cócteles, por sus componentes, pueden llegar a tener más de 300 calorías.





6. Jugos. Cuando son naturales, por supuesto que nos aportan muchos nutrientes al organismo, sin embargo, no hay que abusar de ellos, ni intercambiarlos por agua, pues contienen una enorme cantidad de azúcares y calorías. Simplemente, dos litros de juego llegan e equivaler hasta mil calorías.





Evita a toda costa los artificiales, pues apenas están hechos con un 10 por ciento de fruta natural, y el resto, son saborizantes químicos, altísimos en calorías, alrededor de unas 150 por envase.







7. Agua tónica. Hay quienes creen que sustituyendo en sus bebidas alcohólicas el refresco por este tipo de líquido, están reduciendo el número de calorías. En realidad no es así, aunque creamos que por su sabor amargo es menos nociva que otras bebidas, lo cierto es, que un litro de esta puede llegar a tener 90 gramos de azúcar y un simple vaso aporta entre 80 y 150 calorías, según perdamospeso.blogspot.com. Así que también mantente alejada de ella durante tu dieta.





8. Bebidas de soya. Hay quienes creen que estos líquidos son sumamente saludables y contienen muchas menos calorías que la leche natural, por lo que las incluyen prácticamente en todas sus comidas.





Las bebidas de soya también pueden aportar grandes cantidades de calorías. Si ya dijimos que un vaso de leche de vaca ronda las 140 calorías, la de soya no se queda muy atrás, pues una porción equivale a 128 calorías, así que también es recomendable consumirla con moderación.





9. Café de máquina. Para todos aquellos que trabajan seguramente tendrán la tentación de ir a la máquina expendedora de café. Deberías de pensarlo dos veces y más si estás en un régimen alimenticio.





Hay ocasiones que es necesario un empujón durante el día, pero estas bebidas, según dice dietas.com, no son la solución. Un vasito sencillo equivale a 400 calorías, pues están hechos de muchos químicos y azúcares. Nadie dice que no tomes café, pero si tienes la oportunidad prepáratelo tú mismo, mejor.





10. Chocolate. No hay nada más antojable para esas épocas lluviosas y frías, que una rica taza de chocolate caliente. Una de vez en cuando no pone en peligro nuestro peso, pero si abusamos, en pocas semanas notarás un incremento en tu peso.





Sí necesitamos un poquito más de energía, pero una taza de chocolate aporta 439 calorías, así que consúmelo con medida y cautela.



de10.com.mx



Comentarios