Aconseja ex presidente colombiano no legalizar drogas

Aconseja ex presidente colombiano no legalizar drogas

“Hace 15 años Colombia legalizó la dosis personal de droga, lo cual fue mucho peor porque estimuló el consumo doméstico, cuando no se habían hecho todos los esfuerzos requeridos para evitar el alineamiento masivo de la mente”, explicó.

Con esto aconsejó a las autoridades no legalizar las drogas por los problemas que causo en Colombia.



Además sugirió tanto estatales como municipales estar al pendiente de las acciones de los agentes de los cuerpos policíacos y permanecer alertas para dar instrucciones las 24 horas del día.



Asimismo fue enfático en señalar que es preciso combatir a los grandes cárteles y a los grandes capos, hay que meter a la cárcel a los distribuidores de droga de cualquier dosis, tener políticas preventivas y educativas para evitar que la comunidad caiga en ese problema y apoyar a los científicos para curar a los adictos.



También recomendó buscar esquemas para que la gente crea en sus policías, los quiera y los respete, para lo cual es preciso sancionar con mano firme los actos de corrupción.



Señaló que las políticas en seguridad no se deben denominar como una guerra, porque muchos la entienden como una forma de justificar las atrocidades que se cometan en esa lucha contra el crimen.



Enfatizó que para lograr avances en seguridad es necesario crear una coalición ciudadana, que vigile y denuncie los delitos: “En Colombia teníamos 4 millones de informantes de las fuerzas armadas sobre hechos delictivos. La idea era quitar fusiles y entregar celulares”, declaró.



Abundó en el tema y dijo: “Por poderosas que sean las fuerzas armadas y de justicia, si no hay cooperación ciudadana es muy difícil ganarle a la delincuencia”.



El ex presidente explicó que durante su mandato brindó protección a autoridades estatales y municipales: “Nosotros protegimos a todos los gobernadores y a todos los alcaldes, independiente de su origen partidista, porque la seguridad democrática es para todos, es para los más afectos al gobierno y para los más radicales contra el gobierno”.



Otro aspecto que abordó es que dentro de su gobierno, la instrucción fue sancionar fuertemente las violaciones en derechos humanos o actos de corrupción, por parte del propio gobierno, antes de que sea la oposición la que investigue y señale esos comportamientos inadecuados.



Aseguró que es preciso dar a conocer quienes son los criminales: “Cuando al delincuente se le hace visible, pierde el seguro de inmunidad y de operación que representa el anonimato”.

Asimismo, el ex presidente invitó a los juarenses a perseverar ante la tempestad, a mejorar las políticas, pero no echarse para atrás: “Debemos analizar que familia queremos, una familia sólida, empresas privadas estables, instituciones educativas firmes o toda una sociedad infestada y manejada por los criminales”.



A su vez, el alcalde de Juárez, Héctor Murguía Lardizábal, agradeció al gobernador por gestionar la visita del ex presidente Uribe, quien es reconocido mundialmente por su valor, determinación y entrega.



“El camino que Don Álvaro Uribe trazó perneó en todo el planeta, por su determinación y compromiso en todas las causas, desde la inseguridad hasta el equilibrio social”, dijo el edil.



Al hacer uso de la palabra, el fiscal general del Estado, Carlos Manuel Salas, informó que en Juárez en ocho meses de administración, se elevaron en un 500 por ciento las detenciones en relación a los primeros 9 meses de 2010, entre ellas la detención de 110 secuestradores.

Anunció que recientemente se dictaron las primeras cuatro sentencias de cadena perpetua y actualmente hay 80 personas que esperan la misma pena en los siguientes tres meses.



Comentarios