México golea 5-0; Chicharito es el Salvador

México golea 5-0; Chicharito es el Salvador

Ciudad de México.-  José Manuel de la Torre apretó el puño derecho mientras Aldo de Nigris festejaba el segundo gol de la Selección Mexicana (57').

El estratega nacional estaba consciente de que todo había terminado. La explosión ofensiva de su arsenal aniquiló al entregado equipo salvadoreño en menos de 10 minutos en su debut en la Copa de Oro, en el Cowboys Stadium.

Golpe de autoridad que hizo olvidar las vicisitudes de la primera mitad, esa en la que el Tricolor fue presa de su nerviosismo. Las equivocaciones mutaron en milimétricos servicios y el desconcierto defensivo en seguridad para iniciar los ataques.



La goleada (5-0) hizo explotar a los más de 50 mil mexicanos que acudieron a la casa de los Vaqueros de Dallas, aunque El Chepo apenas esbozó una tímida sonrisa luego del silbatazo final. El desconcierto de la primera mitad le inquieta.



De gris a verde intenso, fulminante. Todo comenzó gracias al empuje de Efraín Juárez, quien se salió del script con aquella aparición en el área centroamericana que terminó en la primera anotación (54').



El lateral derecho se encontró un trébol de cuatro hojas a unos cuantos metros de la portería. Se lo obsequió el meta Miguel Montes, cuyo tibio rechace pegó en la cabeza del todavía jugador del Celtic.



La presión comenzaba a esfumarse. Desapareció por completo cuando De Nigris volvió a presumir su arrojo. La carencia de técnica individual volvió a ser suplida con entereza, la que le permitió plantarse ante al arco contrario y fusilar.



Herido, El Salvador intentó levantarse, pero Javier Hernández le dio el tiro de gracia con aquel cabezazo que caprichosamente terminó en gol. La celebración del chico representó el clímax de la velada. Era lo que hacía falta para muchos aficionados: presenciar un nuevo truco del ídolo.



Tuvo tiempo para convertir dos más. El último (93'), una muestra del talento que posee, pero sobre todo de la enorme confianza que se tiene.



Los reclamos al término del primer tiempo fueron cambiados por innumerables abrazos al final. Todos los sufrimientos fueron enterrados por la eficiencia a la hora cero, en especial del Chicharito, cuyo estatus de consentido se elevó aún más gracias a lo hecho ayer.



Al igual que la confianza de un equipo que lució frágil de sentimientos durante una mitad, pero presumió el músculo durante menos de un cuarto de hora, tiempo suficiente para probar que sus individualidades son capaces de rescatarlo.



La estruendosa victoria de la Costa Rica de Ricardo Antonio La Volpe sobre Cuba (5-0), fue contestada con la misma dosis. Unas presentación bastó para dejar en claro qué equipos lucharán por la cima del Grupo A en la Copa de Oro. Todo se definirá el próximo domingo, en el Soldier Field de Chicago.



El Chepo lo sabe, por lo que apretó aún más el puño cuando su equipo alcanzó la cuota realizada por su eterno adversario un par de horas antes. La batalla se calienta...



centraldeportiva.com



Comentarios