Federación abierto a debate para regulación de las drogas

Federación abierto a debate para regulación de las drogas

México.-  El Gobierno Federal refrenda su firme convicción de mantenerse abierto a un debate integral y global sobre la regulación de las drogas. Tomar medidas parciales es insuficiente e ineficaz porque es un fenómeno transnacional, con una estructura de mercado internacional y requiere ser analizado en un contexto mucho más amplio que en un solo Estado.

Asimismo, reitera la importancia de incluir los retos que enfrentan países productores, de tránsito y consumo, al tiempo que se deben considerar las implicaciones en materia de salud pública y seguridad, así como las relaciones entre los agentes económicos.

Ampliar el consumo de las drogas en mercados relevantes sin medidas que impacten el mercado y la cadena productiva, genera mayores estímulos económicos para los criminales.





Por otro lado, esta Administración ha sido enfática al señalar la necesidad de separar el debate sobre la legalización de las drogas del combate a la inseguridad. La legalización no termina con la delincuencia organizada ni con su rivalidad y violencia.

Tampoco fortalecerá nuestras instituciones de seguridad y procuración de justicia. Pensar que el crimen organizado en México es igual a narcotráfico, ignora que el crimen organizado comete otros delitos como secuestro, extorsión y robo.



Reconociendo esta realidad es que el Gobierno Mexicano instrumenta desde el inicio de esta administración la Estrategia Nacional de Seguridad, que aborda los retos del fenómeno criminal de una manera integral, a través del despliegue de Fuerzas Federales a solicitud de las autoridades locales, la reconstrucción del tejido social, el fortalecimiento institucional y del marco legal de los tres órdenes de gobierno y la cooperación internacional en la materia.



En este tenor, se rechaza categóricamente la apreciación de que en México, por definición, un mayor esfuerzo en la aplicación de la ley por parte de la autoridad, tendrá como resultado un incremento en la violencia de los narcotraficantes.

En el caso particular de nuestro país, la violencia antecede a esta Administración y su incremento en localidades específicas motivó a las propias autoridades locales a solicitar el apoyo de las Fuerzas Federales en tareas de seguridad pública.

Asimismo, por lo observable en países de la región que registran altos índices de violencia, sin que hayan instrumentado esfuerzos integrales y decididos contra la delincuencia, la correlación insinuada en el reporte carece de solidez.

La misma, además de imprecisa, sugiere que debe permitirse la actividad delictiva y la debilidad institucional, particularmente en aquellas comunidades donde la presencia de la autoridad es fundamental para contener el delito y fortalecer el tejido social.



Por otra parte, el Gobierno Federal coincide con el reporte en no criminalizar a los consumidores de droga. En ese sentido, el Ejecutivo Federal y el Congreso de la Unión reformaron la Ley General de Salud para tratar el consumo personal desde un enfoque de salud pública. Se mantiene también una política de prevención de adicciones, con avances como 323 Centros de Atención Nueva Vida en el país, así como la atención especializada a más de 5 millones de personas mediante la Red Nacional de Atención a las Adicciones, de enero de 2009 a diciembre de 2010.



El Gobierno de México reitera su convicción de que una seguridad auténtica y duradera solamente será posible con instituciones de seguridad y procuración de justicia eficientes y confiables en cada comunidad, así como con un tejido social sólido que rechace el delito.



Comentarios