Autismo, tratado desde el nacimiento reduce incapacidad funcional: IMSS

Autismo, tratado desde el nacimiento reduce incapacidad funcional: IMSS

Chihuahua, Chih..-  El autismo es un trastorno psiquiátrico de inicio en la infancia, se caracteriza por presentar serios problemas en el desarrollo de la interacción social, en las habilidades para la comunicación y las actividades imaginarias; generalmente los padres no identifican en primera instancia las dificultades de sus hijos relacionadas con la socialización.



Médicos especialistas en psiquiatría del IMSS, Delegación Chihuahua, consideran que el autismo se inicia en la infancia, raras veces se diagnostica antes de los tres años, lo cual es tardío, no hay pruebas de laboratorio o marcador biológico que lo determine, depende solo de un buen rastreo de las conductas, es difícil sobre todo en niños muy pequeños, pero indispensable hacerlo como a los dos años, esto es para reducir las incapacidades funcionales que por sí ya genera.



Las dificultades del lenguaje en los niños autistas son frecuentes: el 50% se manifiesta sin habla y el 75% presenta daño mental; físicamente suelen ser atractivos; la presencia del lenguaje puede ser un signo alentador y predecir un mejor futuro para infante.



En el IMSS Chihuahua durante 2010 se presentaron 122 casos en niños menores de 10 años en el servicio de Psiquiatría Clínica, y 16 en el primer trimestre del 2011, mismos que son manejados de manera multidisciplinaría en las especialidades de Psiquiatría, Neurología, Pediatría y Trabajo Medico Social



Mencionan que estos niños se resisten a ser tratados con cariño, evitan la interacción con los demás y no se sienten excitados ante la posibilidad de que ser tomados en los brazos o al querer jugar con ellos, lo rechazan o se sienten indiferentes, aunado a esto evitan el contacto visual y las respuestas a palabras cariñosas o sonrisas.



Los padres suponen que el niño no oye bien, pues ese vinculo afectivo no se siente ni se manifiesta, ya que por lo general el niño se aísla , tiende a no responder a otras personas, prefiere jugar solo y no busca el apoyo de sus padres cuando se lastima, muchos de ellos no hablan.



Otra manifestación de ellos es que tienen necesidad de mantener sin modificaciones el ambiente que les rodea, cuando se les llega a cambiar, hacen berrinches exagerados, hacen uso indebido de sus juguetes, son resistentes al dolor; sin embargo tienen una sensibilidad excesiva a los sonidos fuertes.



El tratamiento más benéfico es adoptar medidas educativas tempranas dirigidas a incrementar sus habilidades, es recomendable que se proporcione en clínicas o escuelas especializadas, además del apoyo psicológico a los padres.



Neurólogos pediatras del IMSS mencionan que no existen medicamentos específicos para el autismo; se emplean con precaución algunos cuando presentan enfermedades agregadas como crisis convulsivas, hiperactividad o bien comportamientos agresivos o destructivos. No existe una cura para el autismo, pero con la atención y el cuidado apropiado se pueden aminorar los síntomas y logar mejoras sustanciales.



Comentarios